Buscamos grupos de teatro para actuar en las cafetas de la UPCA

Dice Alfonso Zurro que hay un teatro que se eleva y se nos muestra como una  de las bellas artes. Es el teatro con mayúsculas. Es el teatro que nos han dejado los grandes autores con esas obras maestras de la literatura y  que son pilares incuestionables de nuestra cultura.

Pero  también hay otro teatro. Es el teatro que está en las antípodas a ese  que tomamos como modelo y referencia. Es un teatro malnacido, contrahecho, cutrón, catetillo y perdulario. Es el teatro popular.
Nos cuentan los libros que el renacer del teatro en Occidente hay que  buscarlo bajo las faldas de curas y frailes que lo incubaron en iglesias  y catedrales. De allí escapó como pudo, salió a los atrios y después trotó libre por plazas y palacios, hasta que se le encerró en recintos,  algunos llamados Corrales de Comedias, con el único fin de sacar buenos  reales con el invento ese del teatro y el disfrute de las gentes, pues el disfrute hay que pagarlo. 
Pero bajo esta constelación de astros, y a trasmano de los vaivenes del  teatro con mayúsculas nació un hijo bastardo que muchos siguen sin reconocer. Fue un teatro piratón que se dedicó a choricear y mal hilvanar retales de comedias y entremeses variopintos. Un teatro hecho  por comicastros de dudoso nivel, pues, al parecer, eran más habilidosos en las artes de la picaresca. Fuera como fuera, estas compañías recorrían los pueblos de España y el público, ingenuo y sencillo, caía embobado ante aquellas maravillas.
Lo importante es que poco a poco las compañías fueron acoplándose a las exigencias o requerimientos de su público, el vulgo, y así empezó a desarrollarse el universo del llamado teatro popular.
Entonces, ¿qué queda del teatro popular? ¿Nada? ¿Algo? Si el teatro popular es el hecho para el pueblo y que se base en él, entonces debe centrar sus dramaturgias sobre bases culturales populares, y el gran problema es que esas culturas están desapareciendo a pasos agigantados.

La Universidad Popular de Carabanchel no se olvida de ese teatro popular, ni de nuestra cultura. Queremos dar la oportunidad a todos esos charlatanes y comicastros de dudoso nivel a que presenten sus obras al vulgo de Carabanchel.

Si tienes una compañía de teatro, grupo, sois cuatro amigos o eres un gran charlatán, trae tu espectáculo a las Cafeterías de la UPCA en el ESLA EKO de Carabanchel.

Ponte en contacto con nosotras en universidad.carabanchel@gmail.com.

2 Respuestas

  1. Nuria garcia dice:

    Buenas tardes,
    Somos un grupo de teatro ,llamado BTS, que en estos momentos esta interpretando el musical «La bella y la bestia» .
    Estamos interesados en la oferta que propone ,para realizar el musical.

    Esperamos su respuesta .
    Un saludo
    Nuria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.