«

»

Oct 28 2016

EKO con La Dragona, siempre con La Dragona, siempre con La Dragona, siempre

En el proceso de persecución y sometimiento que se practica a diversos movimientos sociales y a los espacios en los que desarrollamos nuestra actividad, el Ayuntamiento de Madrid ha cruzado una nefasta línea roja: comunicar el desalojo del Espacio Social Okupado y Autogestionado La Dragona, previsto para el 23 de Noviembre.
Desde el EKO, manifestamos, alto y claro, nuestro apoyo a las compas de la Dragona, y unimos nuestro espacio y nuestras fuerzas a la defensa de este ESOA, frente a este nuevo ataque al movimiento autogestionario y de okupación por parte del queridísimo Ayuntamiento del Cambio.
Claro, esto de Ayuntamiento del cambio, ha llevado a algunos malentendidos. Unas pensaron que era cambio de políticas, otras de prácticas incluso, pero nos vuelven a clarificar una vez más que se referían a un simple cambio de manos. Con una renovación de estrategias, eso sí.

dragona
Como a otros colectivos, el Ayuntamiento, le ofrece a La Dragona la opción de legalizarse. Es decir, constituirse como asociación, renunciar a cualquier principio de autogestión y autonomía, y esperar a una posible cesión. Y así poder aspirar (sí, aspirar, porque hasta para eso hace falta permiso) a convertirse en un peón más del gobierno para extender el control y domesticación de la población.
El Ayuntamiento dice que quiere convertir el edificio en un Centro Cultural para el barrio, pero La Dragona lleva 8 años siendo un centro social y cultural con el barrio, sin necesidad de la intervención del Ayuntamiento. Ocho años en los que se han tejido dinámicas de autogestión entre personas, movimientos sociales y espacios. Ocho años donde la Dragona ha dado cobijo y voz a movimientos y actividades que crean y comparten cultura y política a través del cine, huertos urbanos, música, deportes, movilidad en bici, jardinería, teatro, idiomas, informática, energías libes…
La institución reproduce centros donde se gesta el sometimiento, el adroctrinamiento y el consumo, frente a los espacios, construidos por sus habitantes como este, en los que las personas buscan y desarrollan sus potencias, donde se constituyen libres y expresan esa libertad, donde se construye comunidad. No vamos a dejar que Ahora Madrid, ni PP, ni nadie destruya esto.
Con el ataque a La Dragona nos atacan a todas, como ya hemos sufrido las ofensivas a La Enredadera, La Osa Morada o el Patio Maravillas.

No es cuestión de resistir, sino de defender lo que hemos y estamos construyendo día a día, ni un paso atrás, ni un solo desalojo más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>